¿La mecánica cuántica de los grandes objetos?…la física de Dave Lombardo

Últimamente no parezco yo. Con la excusa de la falta de tiempo estoy atropellando muchos post de la peor forma, más que párrafos lo que escupo son un montón de ideas disconexas. Supongo que así está mi mente en estos momentos. Van a tener que disculparme.

Curioseando en TED, mientras hago la digestión, me he encontrado con este video. Es de un físico californiano de apenas 30 años que ha dedicado algunos importantes años de juventud (los mejores, xS!) a realizar una investigación un poco heterodoxa: ¡cómo los grandes objetos también obedecen a las leyes de la mecánica cuántica!

En el mundo de la física afirmar lo anterior es más o menos el equivalente a ponerse una de esas batolas hippies, llenarse el cuello de collares y decir que uno ha hablado con extraterrestres, bola de cristal mano. No estoy exagerando. Verán, como ya expliqué en el popularísimo post sobre Garrett Lisi (no los va morder el pana, de verdad), existen cuatro fuerzas, ahora interacciones, fundamentales en la física cuya unificación ha sido el rompedero de cabezas de todo aquel desde Einstein. Estas son la gravedad, la interacción nuclear fuerte, la interacción nuclear débil y la interacción electromagnética.

La **h#%* gravedad es la reina de los grandes objetos. Las otras tres son parte o bien del estudio de ondas o de la física de partículas. El movimiento de todo lo que conforma tu mundo, todo lo que puedes ver y tocar está definido por las leyes de la mecánica newtoniana, la mecánica de los grandes objetos. Posterior a esto Einstein mostró como esas leyes funcionan o  dejan de funcionar para las velocidades cercanas a la luz. Pero su célebre ecuación, la canción más pop de la física, e=mc2 condujo a la obra más importante de la humanidad: la mecánica cuántica. Da risa que algo tan aparentemente simple haya cambiado nuestra concepción del mundo de esa forma, en esencia la ecuación de Einstein lo que quiere decir es que la materia puede transformarse en energía. Sin embargo el mismo autor falló a la hora de entender la naturaleza del átomo.

Esto y el descubrimiento del átomo y sus partículas, puso a la mayoría de los científicos de la primera mitad del siglo XX a ver en la dirección de las partículas fundamentales. Pero tratar de descubrir sus leyes no fue fácil, para nada la trayectoria de los electrones alrededor del núcleo podía ser descrita por las ecuaciones de la mecánica clásica, esto debido a que es imposible conocer la posición y la velocidad de una partícula sub atómica al mismo tiempo, condición que es fundamental para hacer predicciones en un sistema. De hecho el movimiento de las partículas fundamentales es más parecido al de la ondas que a las de un “objeto físico”. De allí nacen los principios de la mecánica cuántica. Estas partículas son estudiadas mediante ecuaciones de onda o matrices, que arrojan datos mayormente estadísticos sobre la probabilidad de encontrar una partícula en determinado momento. Todos hemos tenido contacto con esto a través del estudio de los orbitales atómicos en bachillerato: estas son regiones en donde es probable encontrar un electrón de acuerdo a la “forma”de un átomo.

¿Por qué entonces es tan chiflado decir que los grandes objetos también siguen las leyes de la cuántica? Porque en el reino de las partículas fundamentales pasan cosas raras. Cosas como que un electrón puede estar al mismo tiempo en dos lugares distintos, que un sistema formado por dos partículas pueden transmitirse información a grandes distancias más rápido que la velocidad de la luz. Todas estas rarezas se parecen más al vudú que a la ciencia, por eso la famosa frase de Einstein “Dios no juega a los dados con el universo”. Sin embargo la cuántica ha sido más que exitosa en hacer predicciones, lo cual comprueba su validez y gracias a ella tenemos cada vez computadoras más inteligentes, tecnología láser y mejores aparatos médicos.  Así parece que Dios le mete al chistoso. Y ahora viene este señorito Aaron O’Connell a confundirnos más la vida diciendo que tú o yo podemos ser como electrones, estar en dos sitios al mismo tiempo y ¿comunicarnos instantáneamente a través de la distancia? ¡Auxilio!

Aaron O’Connel : según wikicosa es un físico cuántico experimental que obtuvo su doctorado en la Universidad de California, en Santa Bárbara, creando la primera “máquina cuántica”. Fue capaz de transferir el estado cuántico de un bit cuántico superconductor (una unidad de información cuántica), al estado dinámico de un resonador mecánico. ¡Ay, caramba! O sea el tipo agarró la posibilidad de que una partícula estuviera en dos sitios al mismo tiempo y le transmitió esa información a un resonador que adquirió este estado.

Aquí se los dejo, yo todavía no me buscaría la camisa de fuerza.

Ahora en vista de esto, desde el Instituto Superior del Desarrollo de la Vagancia Don Ramón, nos mandaron este video de su propia versión de máquina cuántica. La han llamado Dave Lombardo (androide número 15 del Dr Maki Gero), que si no llega a estar en dos sitios al mismo tiempo casi ¿OK?

Ya de regreso en mi casa, lo pienso y se me ocurre un ejemplo de un objeto que vibra y no vibra al mismo tiempo: una guitarra eléctrica a la que se toque con mucha técnica, hammer on específicamente.

Más mecánica cuántica del Instituto Don Ramón:

Androide número 21.

Atentos especialmente al 1 min 50 s.

Anuncios

, , ,

  1. #1 por The Goddamn Devil el 28 junio, 2011 - 12:09

    uhm ta bien… si Lombardo es el androide número 15 y Darrell es el 21, aunque yo no estoy de acuerdo mucho con eso, pa mi Dimebag sencillamente es Cell… donde ponemos a Gene Hoglan con Byron Stroud????? allí tambien hay mucha física y de peso pesado…
    no me crees???? son el bateria y bajista de estos dos videos…

    saludos…

  2. #2 por luis el 4 julio, 2011 - 22:19

    En si todos los objetos macroscopicos estan sujetos a las flutuaciones cuanticas, pero por lo regular no lo notamos debido a que la constante de plank es muy, muy pequeña. Ese preoblema del enparejamiento quantico fue muy discutido de manera teorica desde los años 40, incluso von Neumann y muchos otros y de como esas fluctuaciones quanticas podian afectar a los objetos macroscopicos, ya que si tenemos un medidos, este estara enparejado con el objeto de estudio, y no se puede habalr entonces de un solo objeto ya que todos estan interrelacionados. Por ahi incluso hay una teoria que en todo el universo existe un solo electron, pero ese solo electron esta en las galaxias mas distantes, al mismo tiempo que esta en mi dedo ahora. al igual un corolario de esa teoria dice que solo existen unos 4 quark en todo el universo, pero esos forman toda la materia que vemos. Lo que realizo este fisico fue demostrar ese efecto, que se habia teorizado desde hace mucho tiempo. Pero una cosa es pensar que puede pasar y otra que pase. Eso si es terrorifico

  3. #3 por gogo yubari el 5 julio, 2011 - 16:06

    Bienvenido a mi humilde rancho intelectual. Algún día le daremos casa por rancho pero todavía faltan muchos conocimientos para eso. Con las matemáticas que conozco, la única forma de entender “la intensa belleza del universo”, el pobre no llega ni a petrocasa. Tengo que organizarme con eso de al menos echarle un vistazo a teorías alternativas. Ahora estoy con el profesor San M. Carroll y su planteamiento de la baja entropía y el multiverso. Gracias por pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: